Reunificación de deudas en Santander

Esta es tu oportunidad para agrupar préstamos en Santander

Una solución muy recomendada para disminuir la cifra de los pagos mensuales de tus deudas es la unificación de préstamos. Consiste en procesar el pago de un solo recibo con una cifra más baja sin tener que cancelar la totalidad del adeudo cada 30 días. Esto ocurre después que se ha negociado de nuevo los compromisos adquiridos con anticipación.
Tanto las compañías, independientes como particulares pueden ser candidatos viables para la consolidación de préstamos con la finalidad de hacer frente a sus compromisos y reorganizar sus finanzas. No estás solo, estamos aquí para ayudarte con cualquier situación económica complicada. Agrupa tus deudas en muy pocos pasos en Santander.

Reunificar deudas en Santander


INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable MADFIN SOLUCIONES S.L.
Finalidad Gestión de solicitudes de financiación.
Legitimación Consentimiento del interesado.
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal

Derechos Acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control, como se explica en la información adicional.
Información adicional Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de privacidad.


Continúa la lectura de este artículo para que conozcas los pormenores más importantes de la unificación de deudas.

En qué consiste la agrupación de deudas

Es un procedimiento financiero que te ayuda a centralizar en un solo préstamo todas tus obligaciones previas y así reducir la cuota que debes pagar mensualmente. Al hacer esto estamos seguros de que tendrás mayor liquidez, te sentirás sumamente tranquilo respecto a tu situación económica y mejorarás tus condiciones actuales.
Por mencionar un ejemplo, en una consolidación solo tendrás una cuota a pagar mensualmente que equivale a la sumatoria de todas las deudas contraídas como las derivadas por concepto de hipotecas, tarjetas de crédito o préstamos personales.
Para lograr centralizar todas las deudas el formato más utilizado es mediante un préstamo de tipo hipotecario a fin de sustentar cada una de las deudas activas y poder redefinir las condiciones en cuanto a las cuotas, tasas de interés y plazos de pago. Es importante que sepas que en esta clase de préstamos, por lo general, el inmueble es el aval por defecto para que la entidad que hace la financiación lo tenga como garantía.
Estos préstamos se obtienen por medio de bancos, establecimientos financieros o empresas de financiación privadas.
Ventajas de unificar tus deudas
Al realizar esta operación financiera notarás los siguientes beneficios: Te darás cuenta de la reducción sustancial en el pago de la cuota mensual.Recibirás un solo tipo de interés y única cuota mensual.Las condiciones de la renegociación cambian en cuanto a los plazos de pago, cuotas y tipo de interés.Canalización de la deuda con una sola entidad.Está garantizada la comodidad en el sentido de que no tienes que preocuparte por varias deudas.Serás más consciente del estatus de tus finanzas al tener solo una deuda.

Secuencia de pasos para juntar tus deudas

Conseguir la reunificación de tus préstamos no suele ser tan complejo. Primero que nada debes identificar cada deuda individualmente y calcular la suma total. Luego acércate a un establecimiento financiero que ofrezca esta clase de servicios. Rellena la solicitud respectiva en la que indicarás los datos antes mencionados u otros que te pidan. La unidad receptora efectuará la evaluación respectiva del caso.
En el análisis se revisarán tus deudas, junto con los intereses y plazos fijados. La idea estriba en redefinir los nuevos términos del pago. Generalmente, el banco ofrece soluciones que se ajustan en su totalidad a tu presupuesto.
En los casos en que no estés de acuerdo con los términos de la oferta podrás redefinirlos, ahora bien, si te gusta acéptala. Entrega la documentación solicitada para luego firmar el convenio final de tu agrupación de deudas.
Cuando inicia el nuevo proceso notarás que todas las deudas activas son eliminadas y se consolidan en un solo préstamo en conformidad a las condiciones anteriormente acordadas. La nueva tasa de interés y plazo de abono más largo son componentes que se originan de esta operación. Esto significa que el importe de cada merma significativamente y tu economía estará mejor.
Si estás pensando en unir tus deudas, solo contáctanos en Santander. Te ayudaremos a minimizar tus obligaciones de pagos cada mes. De este modo podrás atenuar tu situación económica actual, reorganizarte, mejorar la vida de tu familia y la tuya.

Documentos y requerimientos para realizar la agrupación de deudas

Hay algunas condiciones para acceder a una agrupación de deudas. En principio es que debes incluir en la operación cada una de tus deudas, esto significa, que no puedes discriminar o elegir cuáles deudas centralizarás y cuáles no. Todas tus deudas vigentes se agrupan bajo una misma hipoteca.
Otra de las condiciones que forman parte de este tipo de operaciones es que la cuantía de la nueva hipoteca no supere el 80?l valor de mercado del bien inmueble hipotecado. Por otro lado, las instituciones financieras de crédito verifican que no estés anotado en ninguna lista de morosidad y que tengas ingresos fijos.
Para hacer la solicitud inicialmente solo necesitas tu DNI, no obstante, la entidad de financiación luego suele pedir los documentos que se indican a continuación: Los titulares o titular de la deuda deberán presentar sus respectivos DNI.Últimos comprobantes de pago a cada uno de los préstamos actuales.Título de la propiedad o nota simple del registro.Contrato que certifique la existencia de una relación laboral.Últimas tres nóminas de pago recibidas.Declaración del Impuesto sobre la renta de personas físicas correspondiente al año anterior.En el caso de los autónomos también deben anexar declaración de la renta correspondiente a los dos últimos años, 3 últimos recibos de autónomo e IVA del año anterior junto a trimestres del año en curso.El certificado de Seguridad Social que justifique los ingresos y la declaración de la renta del último año (de ser el caso) son otros recaudos adicionales que tienen que ser consignados quienes sean pensionistas.

Elementos inmersos en la agrupación de deudas en la hipoteca

Como hemos mencionado la opción con un mayor número de solicitudes es la agrupación de deudas sobre la base de una garantía hipotecaria, el motivo principal es porque el plazo para restituir el préstamo puede extenderse hasta 30 o 35 años. Conseguirás intereses de tipo hipotecario más bajos que los correspondientes a los préstamos personales y una reducción considerable de la cuota mensual (hasta de un 70%).
Al unir las deudas con la hipoteca, estás presentando tu propiedad como garantía del nuevo préstamo, propiedad de la que seguirás teniendo la titularidad.

Tienes la posibilidad de obtener algún préstamo nuevo de carácter hipotecario sobre el inmueble y que contemple otras deudas de tipo no hipotecario. Otra opción a tu disposición es formalizar una solicitud de renovación de la hipoteca con la finalidad de extender el plazo e importe, hacer esto tiene un impacto importante en la reducción del valor de la cuota a cancelar de manera mensual.
La consolidación de las deudas cuando no hay hipoteca o bienes inmuebles ¿es factible?
La respuesta a esta pregunta es un rotundo sí. Claro, es necesario saber que podría ser un poco más complicado en la práctica. La alternativa más recomendada es reunir todas las deudas activas en un solo préstamo personal aunque será difícil lograr una rebaja importante de las cuotas a pagar mensualmente.
La institución financiera de crédito podría exigir otra garantía no hipotecaria como, por ejemplo, un fiador con cierto patrimonio comprobado para que asuma la deuda si surge algún problema. Hay otras garantías que sirven de base para otorgar el préstamo como la liquidez en cuentas a la vista, depósitos, fondos de inversión de bajo riesgo o planes de pensiones.
Nosotros podemos encontrar una solución perfecta que se adecue a tus requerimientos independientemente de que tengas una propiedad o no. No te desanimes, mejoraremos tu situación financiera de algún modo.

¿Puedo juntar mis deudas estando en una lista de morosos?

Si estás registrado en una lista como Registro de Aceptaciones Impagadas o Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, definitivamente afectará tu requerimiento de unificación de deudas. Las entidades bancarias se oponen a otorgar préstamos si tienes estos antecedentes, la morosidad es un aspecto clave de evaluación.
No obstante, hay empresas que permiten juntar deudas en tales circunstancias, añadiendo ciertos requisitos en los préstamos. En estos casos, la transacción incluye la cancelación de la deuda que ha generado tu inclusión en las listas de morosos.
Contáctanos en Santander, no olvides que estamos aquí para ayudarte si tienes este inconveniente.

Observa estos casos prácticos de usuarios que consolidaron sus deudas

{Veamos a continuación ciertos casos prácticos de clientes que agruparon sus deudas a través de nuestros servicios: Familia que estaba en el ASNEF por la cantidad de 8.000 euros. Pagaba 500 € de hipoteca, 220 € de préstamo del coche, 180 € de tarjetas y 95 € de préstamos personales, lo que generaba mucho estrés a toda la familia. Al unificar sus deudas con nosotros se fijo una nueva cuota mensual que les ha quedado en 650 euros.Adulto profesional que al tener varias deudas le costaba llegar a final de mes. Pagaba la suma total de 1030 € mensuales de esta forma: 84 € tarjetas de crédito, 211 € préstamo del coche, 482 € de hipoteca y 253 € en crédito personal. Cuando decidió reunificar logró conseguir una única cuota mensual de 580 €.Una familia que pagaba 250 € de préstamo del coche, 600 € de hipoteca, 125 € del préstamo de las vacaciones y 180 € de tarjetas de crédito, en total un pago mensual que ascendía a 1.155 euros. Al unificar sus deudas con nuestra ayuda el valor de la nueva cuota mensual les quedo en 660 euros. Esto produjo un gran alivio económico a esa familia, quienes ahora cuentan con una mayor liquidez y, por supuesto, una amplia tranquilidad.}

Esto es lo que podemos concluir sobre la unificación de tus deudas en Santander

Si tienes problemas con tu situación financiera, por fortuna aquí encuentras la solución más conveniente: la unificación de deudas. Disminuye el importe de las cuotas mensuales con esta transacción y libérate de todas las preocupaciones.
Podemos ayudarte con tu ahorro mensual en el pago de deudas que puede ser de hasta un 70%, llámanos de inmediato si te encuentras en Santander. Nos comprometemos a revisar tu caso y encontrar la solución más idónea para ti, no lo pienses más.

Ir arriba