Ayuda a los afectados por deudas en ESPAÑA
  • 605 79 82 87
  • C-Cataluña 17. Madrid. 28903
Estudio GRATIS

Préstamos personales

Los préstamos personales son instrumentos de financiación que utilizados de manera responsable pueden traer muchos beneficios a los prestatarios que dispongan de ellos. Desde la perspectiva financiera todos los casos son distintos y deben ser tratados con particular atención a los detalles para ofrecer el producto que mejor se adapte.

En nuestra organización poseemos todas las herramientas para ofrecer préstamos personales en condiciones que, por acuerdos con distintas entidades, mejoran notablemente el tipo de interés actual de referencia en el mercado. Podemos ayudar y hacer realidad condiciones impensables para entidades financieras. Nuestra estructura optimizada nos da ventaja a la hora de otorgar financiación de acuerdo al perfil, condiciones, scoring y destino del préstamo.

Por ejemplo: Juan acaba de salir de la universidad, se consigue un trabajo donde gana 1200€ al mes, pero en su afán de superarse quiere seguir estudiando un master, que le asegure crecimiento en su empresa y perfilarse a puestos de mayor tamaño dentro de la organización. Juan, que no posee otras deudas, puede acceder a un préstamo para pagar sus estudios e invertir su tiempo, esfuerzo y dinero en su futuro.

Maria, por otra parte quiere irse de viaje a aprender un nuevo idioma. Puede acceder a un préstamo de condiciones especiales para ERASMUS y al volver a España, contar con un arma más que le asegure un puesto de importancia en la organización donde desempeñe su función. Los tipos de interés en estos casos, son más bajos que un préstamo personal en condiciones normales.

A la hora de solicitar un préstamo hay que tener en cuenta un principio general que se encuentra en la legislación española, tal y como se expresa en el artículo 1.911 del Código Civil, que establece lo siguiente: “Para cumplir con las obligaciones, el prestatario debe hacer uso de todos sus activos, tanto presentes como futuros.” Esto significa que el prestatario tiene la obligación de devolver la cantidad acordada con el banco utilizando todos sus ingresos y propiedades actuales o futuros. Cuando una operación de préstamo involucra a más de una persona, en la forma de co-titulares del préstamo, esto puede producir dos tipos de garantías o responsabilidades personales:

Responsabilidad solidaria: el banco puede responsabilizar indiscriminadamente a uno de los prestatarios por el 100% del importe del préstamo y, a continuación, los prestatarios pueden presentar reclamaciones entre sí en relación con los importes adeudados según lo acordado entre ellos.
Responsabilidad proporcional: Cada prestatario es responsable ante el banco por una cantidad específica del préstamo según lo acordado previamente, sumando estas cantidades hasta el 100% del préstamo.

Calcule la cuota a pagar de su préstamo AQUÍ